Duchas empotradas vs duchas convencionales

Duchas empotradas vs duchas convencionales

En estos tiempos es mucho lo que se comenta sobre las duchas empotradas, pues han tenido un gran auge en el mercado y en la nueva manera de diseñar los interiores de las casas, pero a ciencia cierta cuál es mejor y cual es más recomendable según nuestro criterio, en este artículo lo diremos.

Para entrar en el tema debemos comentar lo que es una ducha empotrada. Este tipo de duchas pueden venir en formas circulares o cuadras, incluso podemos conseguir duchas de otro tipo de formas geométricas en el mercado, pues muchas la innovación es parte del mercado de diseño de interiores.

Otra característica de estas duchas es que toda la instalación está por dentro de la pared y techo, por esta razón es que se le llaman duchas empotradas.

Al tener una instalación interna, existe una gran optimización del espacio y la comodidad es mucho mayor dentro de la habitación.

Por otro lado, las duchas convencionales carecen de estas instalaciones internas,  haciendo que el espacio se vea reducido de una manera muy leve pero bastante incomoda a la hora de manipular los muebles o accesorios que puedas tener en la sala de baño.

Economía de las duchas empotradas

Realizar refacciones en nuestra casa siempre es costoso, incluso suelen salir mucho más costosas que los mismos accesorios que deseamos agregar.

En el caso de las duchas empotradas, podemos conseguir mucha economía y variedad en el mercado, así que no tendremos problemas a la hora de elegir la ducha que cumpla todas nuestras necesidades y a su vez sea realmente económica.

Pero la economía de este tipo de duchas no se basa en el precio del accesorio o instalación como tal, se basa en la rentabilidad que otorga a la hora de pagar las facturas del agua. Las duchas empotradas son conocidas por su gran ahorro de agua, esto se debe a su estructuración y tecnología interna.

Vida útil de las duchas empotradas

La vida útil de cualquier accesorio sea cual sea su índole, siempre vendrá dada por el uso que le otorguemos, en el caso de las empotradas debemos tener en cuenta que los materiales de fabricación de estas siempre son acero inoxidable, así que los problemas corrosión serán muy reducidos.

Además podemos encontrar duchas empotradas fabricadas en materiales galvanizados, que permiten un buen desempeño en lugares donde el agua contenga muchos minerales que generen corrosión mucho más rápido.

Reduce el estrés, cansancio y fatiga con las duchas empotradas

Esta función es algo que no comentan generalmente los proveedores o diseñadores, pero es una realidad. Cuando este tipo de ducha entra en funcionamiento, el agua es nebulizada y las gotas son bastante pequeñas pero caen con a una velocidad ideal, haciendo que el estrés disminuya drásticamente.

La relajación que se puede obtener con este tipo de duchas se compara a la que podemos encontrar visitando un sauna, increíblemente podemos tener un “sauna” en nuestra casa de manera elegante, poco espaciosa y muy económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BUSCAR